Ford desarrolla tuercas de seguridad personalizadas

En colaboración con EOS, especialista en impresión en tres dimensiones. Las hendiduras de las piezas se basan en las ondas de sonido que emite la voz del conductor, por ejemplo, generando tuercas exclusivas para cada vehículo.

A medida que los sistemas de seguridad se vuelven cada vez más sofisticados, los ladrones han optado por robar partes de vehículos, incluyendo las llantas de aleación. Un buen método antirrobo consiste en la utilización de tuercas de seguridad, una para cada rueda, las cuales requieren de un adaptador especial o una llave para aflojarlas. Sin embargo, ni siquiera este sistema es infalible. Por este motivo, los ingenieros de Ford han desarrollado un sistema único de tuercas de seguridad mediante tecnología de impresión 3D.

En colaboración con EOS, proveedores líderes en el sector de la impresión en tres dimensiones, Ford ha desarrollado tuercas de seguridad con hendiduras basadas en las ondas de sonido que emite la voz del conductor, por ejemplo. Al igual que el iris o la huella dactilar, la voz puede utilizarse como una identificación biométrica única de cada persona. Expertos ingenieros graban la voz del conductor por un tiempo mínimo de un segundo mientras éste dice algo como “conduzco un Ford Mustang”. Luego, el software convierte las ondas de sonido en un diseño a imprimir. Posteriormente, esto se traduce en un patrón circular y se adapta para constituir las muescas de la tuerca y de su correspondiente llave de seguridad.

Lee también: Ford ingresa a la “Lista A” de compañías verdes

Una vez que las formas coinciden, la tuerca y la llave se diseñan en una sola pieza y a continuación, se imprimen en 3D, mediante un proceso en el que se usa una solución de ácido y acero inoxidable anticorrosivo. Al finalizar, la tuerca y la llave se separan y tras unos mínimos ajustes están listas para el uso. El diseño, también, incluye un segundo nivel de seguridad que evita la realización de copias de la tuerca. Las muescas, distribuidas de forma irregular y ensanchadas a medida que resultan más profundas, evitan que el ladrón pueda realizar una copia en cera porque ésta se rompería al desmoldarla.

En el caso de no usar la voz como “molde”, los contornos de las tuercas podrían estar diseñados para cada vehículo como, por ejemplo, uno específico para el logo del Mustang, o incluso basarse en las iniciales del nombre del conductor. Otra posibilidad sería que el diseño se inspire en los intereses del usuario, usando la silueta de un circuito famoso, entre otras opciones.

 

Dejar un comentario