Volvo Iron Knight, el camión más rápido del mundo está en Argentina

Por primera vez deja Europa y llega a nuestro país para luego seguir su tour por América Latina. Ha batido dos récords de velocidad en las categorías de 500 y 1.000 metros con salida de parado. Fue desarrollado especialmente con un único objetivo: performance.

Volvo Trucks anunció la llegada del Iron Knight a Argentina, un camión consagrado por batir los récords de velocidad homologados por la FIA en las categorías de 500 y 1.000 metros.

Fue desarrollado especialmente para este propósito. A excepción del motor y la caja de cambios I-Shift de doble embrague de serie que constituyen el núcleo del Iron Knight, el resto del camión fue desarrollado por un equipo de expertos de Volvo Trucks que encontró una forma innovadora de fusionar la tecnología con el diseño.

Lee también: Volvo limita la velocidad máxima de sus autos

Si bien el equipo técnico trabajó con una cadena cinemática basada en la misma unidad que se instala en los Volvo FH, este vehículo es muy especial porque durante el desarrollo se llevó al límite el motor para ofrecer la máxima potencia.

El motor entrega 2.400 CV de potencia y 6.000 Nm de par con los cuales mover las 4,5 toneladas de peso de esta unidad. Va montado montado en el centro y cuenta con dos entradas de aire con filtros abiertos y cuatro turbocompresores, además de tres intercambiadores de calor refrigerados por agua. Por supuesto, el software se ha reprogramado para ofrecer un alto rendimiento.

La caja de cambios I-Shift de doble embrague  con discos reforzados para resistir el torque.

Lee también: Nueva versión Kinetic del Volvo XC40

La cabina, fabricada en fibra de vidrio, se ha optimizado para lograr un mayor rendimiento aerodinámico. Las grandes tomas de aire de los faldones suministran al motor aire refrigerante, mientras que el chasis tiene refuerzos especiales.

Con todos esos cambios el Volvo logró posicionarse como el camión más veloz del mundo en las pruebas que se llevaron a cabo en un autódromo cerrado donde marcó el récord de velocidad (supervisado y aprobado por la FIA) al alcanzar una velocidad de 169 km/h y en un tiempo de 21,29 segundos en la prueba de aceleración de 1.000 metros con salida de parado. También batió el récord en la categoría de 500 metros, a 131,29 km/h y en 13,71 segundos. Vale destacar que  el Iron Knight puede acelerar de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos.

El piloto al volante del Iron Knight es el reconocido Boije Ovebrink, que cuenta con más de 30 años de experiencia en carreras de autos y camiones, y quien ha batido el record de velocidad junto a Volvo.

 

Dejar un comentario