Toyota aumentará el volumen de producción de su planta de motores

octubre 11, 2017
512 Visitas

En el marco de la última ampliación de su predio industrial de Zárate, y del aumento de la producción de la nueva Hilux fabricada en Argentina para abastecer a toda la región, Toyota realizó una renovación tecnológica para el desarrollo de los motores GD con tecnología Euro 5 que equipan a los modelos Hilux y SW4 de la actual generación.

La renovación de la planta de motores le permitirá a Toyota aumentar el volumen de unidades en un 155 por ciento, desde una capacidad de 30.000 motores por año en 2017 hasta una capacidad de 77.000 motores por año en 2018.

Con una inversión de alrededor de  10 millones de dólares, la marca empleará 120 puestos de trabajo. La modernizada planta de Motores de Toyota en Zárate fabrica los motores Global Diesel, el Motor Toyota 2.8 litros (1GD) y el Motor Toyota 2.4 litros (2GD).

Los motores turbo diesel intercooler que equipan a las actuales generaciones de Hilux y SW4 corresponden a la nueva serie GD (Global Diesel). Junto con la mejora en el consumo de combustible, lo más destacado en ambos motores es el incremento de torque que se ve reflejado en la mejora en la aceleración en bajas y medias velocidades.

En ambos motores la performance se logró mejorando la eficiencia de los sistemas de inyección y de admisión. A su vez, se trabajó para mejorar los niveles de consumo de combustible reduciendo el peso del motor, mejorando la eficiencia de la combustión y reduciendo la fricción de piezas mecánicas.

El motor diesel Toyota 1GD de 2.8 litros, 4 cilindros en línea con 16 válvulas, DOHC con cadena de distribución, posee TGV (turbocompresor de geometría variable), intercooler e inyección directa electrónica Common-Rail. Aún con 200cc menos que el motor Toyota 1KD de la generación anterior, esta evolución no solo mejoró el nivel de consumo de combustible en el orden del 10 por ciento, sino que además mejora la performance, contando con 6 CV más (177Cv a 3.400 rpm), 22 por ciento más de torque en transmisiones manuales (420Nm entre 1.400 y 2.600 rpm) y 31 por ciento más en transmisiones automáticas (450Nm entre 1.600 y 2.400 rpm).

Por último, el motor diesel Toyota 2GD de 2.4 litros, 4 cilindros en línea con 16 válvulas, DOHC con cadena de distribución, también posee TGV (turbocompresor de geometría variable) aunque mantiene con respecto a la generación anterior, intercooler e inyección directa electrónica Common-Rail. Aún con 100cc menos que el motor Toyota 2KD de la generación anterior, esta evolución mejora notablemente el consumo de combustible aproximadamente un 10 por ciento, como así también su desempeño, ofreciendo un 25 por ciento más de potencia (150 CV a 3.400 rpm) y un 23 por ciento más de torque (400Nm entre 1.600 y 2.000 rpm).

Dejar un comentario