Nissan fabricó la unidad número 400.000 en Resende

El modelo sobre el que recayó el mérito fue un Kicks con diseño de pintura bitono. El hecho coincide con la producción del tren motor del mismo número también fabricado en esa planta.

El Complejo Industrial Resende de Nissan (estado de Río de Janeiro, Brasil) celebra 400.000 vehículos fabricados desde el inicio de sus operaciones. El auto que marcó este hito fue el modelo más vendido del fabricante de automóviles japonés en Brasil, el Nissan Kicks, con un diseño de pintura de 2 tonos, la carrocería blanca contrastando con un techo negro. Este hito coincide también con el tren motor número 400,000 fabricado en la planta: propulsor de cuatro cilindros y caja CVT.

En funcionamiento desde hace cinco años, el Complejo Industrial Resende de Nissan tiene un proceso de producción integral, gracias a inversiones que superan los 2,6 mil millones de reales. Desde 2014, con el Nissan March y el motor 1.6 de 16 válvulas, la producción se ha acelerado.

A menos de un año después del comienzo de las operaciones, Nissan comenzó a fabricar el motor de 3 cilindros, 1 litro y 12 válvulas, y el sedán compacto Nissan Versa, en abril de 2015. Dos años después, Resende comenzó a fabricar el Nissan Kicks, un crossover exitoso diseñado para una audiencia global.

Lee también: Nissan estará en Cariló

La unidad de fabricación de Nissan en Brasil no solo satisface las demandas de los consumidores brasileños, sino que también es un importante centro de exportaciones para la región de Latinoamérica. Resende abastece a diferentes mercados de la región, como Argentina, Bolivia, Chile, Costa Rica, Panamá, Perú, Paraguay y Uruguay. Además, fue la primera planta de Nissan construida en Sudamérica, seguida de la planta de Santa Isabel (Córdoba, Argentina), que fabrica la pickup Nissan Frontier desde julio de 2018.

Ubicada en el estado de Río de Janeiro, la planta de Resende de Nissan ha sido pionera en el uso de tecnologías para mejorar la vida de los humanos, como los 97 robots y 167 vehículos guiados automatizados (AGV, por sus siglas en inglés), que permiten mejorar los tiempos de producción al optimizar los procesos y perfeccionar el manejo de materiales en la línea de ensamblaje.

Dejar un comentario