La FIA y el futuro de la movilidad urbana en América Latina

Según últimos datos de ONU Medio Ambiente, el transporte es responsable del 19 por ciento de las emisiones de CO2 en la región. La FIA Región IV busca acompañar a las ciudades y crear conciencia sobre la importancia de repensar el futuro de la movilidad.

Con el objetivo de garantizar acciones y políticas eficientes que promuevan una modalidad de transporte limpio, seguro y accesible, la Federación Internacional del Automóvil para Latinoamérica (FIA Región IV) apunta a consolidar su Programa de Movilidad Sostenible mediante el desarrollo de nuevas tecnologías con el objetivo de transferirlas a los consumidores, así como la difusión de políticas de medio ambiente en términos de movilidad “verde”.

En la Argentina, con la modificación de la Ley de Tránsito Nacional por el Decreto 32/2018, se incorpora la modalidad eléctrica a las distintas implicancias en diferentes vehículos como bicicletas, motocicletas y automóviles. Las proyecciones en torno a la ampliación de la flota eléctrica para los vehículos que conforman el sistema de transporte público de Buenos Aires prevén que, de lograr el objetivo de tener un 100 por ciento de transporte público eléctrico para 2030, la ciudad podría evitarse 6.279 muertes asociadas a la calidad del aire, ahorraría más de 10.500 millones de dólares en combustible y reduciría 65,8 emisiones de CO2. En tanto, los mismos parámetros en Rosario evitarían 446 muertes relacionadas a la calidad del aire, la ciudad se ahorraría 611 millones de dólares en combustible y reduciría 3.5 emisiones de CO2. Cabe destacar que la provincia de Santa Fe posee una Ley (13.781) de Fomento de la industria de vehículos eléctricos y tecnologías de energías alternativas para la movilidad urbana y periurbana, la cual no solo alienta su fabricación y utilización, sino que propone impulsar la generación de conocimiento a través de investigación aplicada al mencionado sector productivo.

Lee también: Lanzan 0800 para accidentes viales

En el caso de otras ciudades latinoamericanas, como la de México, se estima que si para el 2030 logra que su trasporte público sea 100 por ciento eléctrico, esto le representaría un cambio trascendental, tanto en reducción de muertes asociadas a la calidad del aire, como un considerable ahorro de recursos económicos, teniendo en cuenta que se trata de una de las urbes con mayor generación de gases de efecto invernadero en la región. A su vez, existen compromisos acordados en Chile, de carácter público-privado, para impulsar la electromovilidad en todo el país donde ya circulan 200 buses y 56 taxis eléctricos; talleres de concientización en Paraguay, y otras promociones puntuales en diferentes comunidades del continente.

Para 2050 se espera que la población urbana mundial sea el doble que en la actualidad, definiendo a la urbanización como una de las tendencias más transformadoras del siglo XXI. En particular, América Latina es considerará la región más poblada del mundo, y su población urbana ascenderá a cerca del 89 por ciento del total de habitantes a mitad de este siglo, según estudios de la Organización de las Naciones Unidas. En ese marco, y como antesala a las carreras de Fórmula E, FIA a nivel mundial viene desarrollando la iniciativa de “Smart Cities” con el propósito de demostrar cómo las ciudades pueden desarrollarse de una manera más sostenible, segura e inclusiva.

 

Dejar un comentario