Ford y las mejoras en seguridad y confort

La marca del óvalo está probando nuevas tecnologías para lograr que los vehículos interactúen con otros en la ruta, con ambulancias o semáforos, para ayudar a evitar accidentes, reducir la congestión y otros retrasos.

En las últimas tres décadas, la expansión de Internet ha transformado radicalmente el mundo y todo lo que toca, incluida la industria automotriz. Esta tendencia ha impactado en la forma en que vivimos, trabajamos y manejamos. Los autos conectados de hoy tienen el poder de 20 computadoras personales y se estima que para 2021 existan más de 380 millones de vehículos de este tipo circulando.

¿Cómo se define a esta clase de vehículos? Son aquellos conectados a Internet a través de un flujo de datos móviles que le permite «hablar» con otros dispositivos, como smartphones, tanto dentro como fuera de él. Incluso, ya se está probando la tecnología que logra que los vehículos interactúen con otros en la ruta, con ambulancias o semáforos, lo que ayuda a evitar accidentes, reducir la congestión y otros retrasos.

Lee también: Gino Tubaro, embajador de Ford Fund

Estos avances son parte de una tendencia más grande llamada el Internet de las cosas, que es la conexión de dispositivos cotidianos a través de Internet. Estos dispositivos inteligentes están en todas partes, desde heladeras que pueden decirles a las personas cuando se están quedando sin leche, hasta espejos que pueden brindar actualizaciones del clima y de las noticias mientras las personas se cepillan los dientes.

Entre las características más comunes hoy en día se encuentran los sistemas de información y entretenimiento, que esencialmente convierten a los autos en «teléfonos inteligentes con ruedas» y dan la posibilidad a los conductores de extender su vida digital a la ruta sin problemas.

Lee también: Ford presentó la Ranger 2020

Innovaciones como el sistema activado por voz de Ford, Sync 3, permite a los usuarios controlar las funciones de navegación, audio y climatización, así como enviar mensajes de texto y hacer llamadas telefónicas, todo sin quitar la vista del camino ni las manos del volante. Esto no solo ayuda a prevenir la conducción distraída, sino que también hace de los viajes diarios una experiencia productiva. En medio del tráfico un usuario puede, por ejemplo, unirse a una llamada de trabajo o escuchar audiolibros.

Las características de conectividad también aportan al ahorro de tiempo y dinero. Muchos sistemas de navegación pueden verificar las condiciones del tráfico en tiempo real y sugerir rutas alternativas, lo que se traduce en desplazamiento más cortos y en una conducción más eficiente, ya que se ahorra tiempo y combustible. Otras características, como el monitoreo de la presión de los neumáticos, también presente en modelos Ford, puede ayudar al usuario a evitar una falla mecánica y a optimizar el consumo de combustible, que puede ser un seis por ciento más alto si una rueda está inflada en exceso.

Lee también: Ford presentó su primer modelo híbrido en Argentina

Los vehículos conectados de hoy cuentan con sistemas de monitoreo que pueden alertar a un conductor de peligros potenciales, por ejemplo, a través de cámaras y sensores. Incluso están diseñados para intervenir y tomar el control del vehículo, si es necesario, para evitar una colisión.

Los vehículos equipados con el Sistema de Mantenimiento de Carril de Ford, como la Ranger producida en Pacheco, usan una cámara montada detrás del espejo retrovisor para monitorear las marcas de los carriles de la ruta. Cuando detecta un desvío involuntario, el sistema está diseñado para alertar al usuario a través de la pantalla del panel de instrumentos o para tomar el control del volante y dirigir suavemente el vehículo hacia su carril.

Dentro del paquete de tecnologías semi-autónomas ofrecidas por Ford para incrementar la seguridad de sus vehículos también se encuentra el Control de Velocidad Crucero Adaptativo: el mismo es una mejora del control crucero estándar que le permite al conductor fijar una velocidad y mantenerla constante hasta que el radar detecte un vehículo que se encuentra delante; en ese momento ajusta automáticamente la velocidad de la Ranger para mantener la distancia. También controla activamente el acelerador y los frenos en función de la velocidad, distancia, aceleración y desaceleración del vehículo que se encuentra delante.

Otra tecnología recientemente incorporada a la pick-up, y exclusiva en su segmento, es el Frenado Autónomo de Emergencia con detección de Peatones y Vehículos. Esta tecnología detecta la cercanía de vehículos y/o peatones y ayuda a reducir potenciales daños de una posible colisión, frenando la camioneta de manera autónoma.

A medida que se avanza hacia vehículos totalmente autónomos, hoy podemos beneficiarnos de los sorprendentes desarrollos que se están produciendo y que están presentes en el mercado argentino, haciendo que la experiencia de conducción sea más segura, más productiva, eficiente y, por supuesto, mucho más placentera.

Dejar un comentario