Ford presentó en Detroit el Mustang más potente de la historia

enero 21, 2019
28 Visitas

Es el Shelby GT500. Su motor V8 de 5.2 litros entrega 700 CV de potencia y le permite acelerar de 0 a 100 km/h en tres segundos.

Ford presentó el nuevo Mustang Shelby GT500. Se trata del vehículo más potente en la historia de este pony-car: está equipado con un motor V8 5.2 litros de 700 CV conectado con una transmisión de doble embrague.

Con la capacidad de alcanzar los 100 km/h en tan solo tres segundos, el Shelby GT500 presenta el mejor tiempo de un Mustang en pista. Su nuevo diseño aumentó la carga aerodinámica, mientras que las modalidades de manejo del chasis activado con ajuste de carrera de Ford Performance hacen de este Mustang el más avanzado hasta la fecha. 

Mirá también: Prueba Ford Ecosport

En pista, el rendimiento mejora gracias a su chasis de carrera, sus neumáticos personalizados y a los discos de freno delanteros más grandes que cualquier otro deportivo estadounidense.

Utiliza un motor V8 de aleación de aluminio de 5.2 litros hecho manualmente. Para mantener el aire de entrada más fresco y preservar un centro de gravedad más bajo, el equipo invirtió en un compresor de 2,65 litros con un enfriador a base de aire y líquido introducido en el motor.

Lee también: Ford presenta sus novedades en Pinamar y Cariló

Además, el equipo de desarrollo seleccionó una transmisión de doble embrague TREMEC de 7 velocidades, que puede realizar cambios en menos de 100 milisegundos, notablemente más rápido que cualquier caja de cambios manual. Lleva el poder a las ruedas traseras con llantas de 20 pulgadas.

Suma a la geometría de su suspensión una nueva unidad electrónica de dirección asistida y resortes helicoidales más livianos. La suspensión activa MagneRide de próxima generación está integrada junto con lo último en tecnologías avanzadas en modalidad de manejo Ford Performance.

Para proporcionar una potencia de frenado, se agregaron discos de dos piezas de 16 a 5 pulgadas (420 milímetros) – los más grandes de todos los cups deportivos norteamericanos – además de cálipers Brembo de seis pistones más grandes y rígidos.

 

Dejar un comentario