FCA aumenta su capacidad productiva en Detroit

Invertirá 4.500 millones de dólares para la construcción de una nueva planta de ensamblaje y aumentar la producción en otras cinco factorías de Michigan, creando cerca de 6.500 empleos.

Fiat Chrysler Automobiles confirmó los planes para invertir un total de 4.500 millones de dólares en cinco de las plantas existentes en Michigan, y para trabajar con la ciudad de Detroit y el estado de Michigan en construir una nueva planta de ensamble en los límites de la ciudad. Los proyectos propuestos crearían cerca de 6.500 nuevos empleos.

Los planes detallados en el anuncio representan los siguientes pasos en la realineación de manufactura en Estados Unidos que FCA inició en 2016. Como respuesta a un cambio en la demanda de los consumidores hacia las SUV´s y camiones, la compañía suspendió la producción de autos compactos y modificó las plantas en Illinois, Ohio, y en Michigan. Estas acciones han dado como resultado los recientes lanzamientos de los nuevos Jeep Wrangler y la nueva Ram 1500 y la introducción del miembro más reciente de la familia Jeep, el Gladiator.

Lee también: Recall de modelos de Chrysler, Dodge, Jeep y Ran

FCA invertirá 1.600 millones para convertir las dos plantas del complejo de motores Mack Avenue en el futuro sitio de ensamble para la próxima generación de Jeep Grand Cherokee, así como la producción del nuevo SUV Jeep de tres filas y los modelos plug-in hybrid. La compañía tiene la intención de iniciar la construcción de la nueva planta de Detroit a finales del segundo trimestre de 2019 con el ensamble de vehículos de tres filas que se esperan que salgan de la línea a finales de 2020, seguidos por la nueva Jeep Grand Cherokee en el primer semestre de 2021.

También como parte de este anuncio, la planta de ensamble Jefferson North recibirá una inversión de 900 millones  de dólares para renovarla y modernizarla para ensamblar Dodge Durango y la próxima generación de Jeep Grand Cherokee.

Lee también: FCA fabricará un Jeep Renegade híbrido

Los motores Pentastar de 3.6, 3.2 y 3.0 litros, actualmente producidos en Mack I, serían reubicados para que se ensamblen en la planta de motores Dundee como parte de la inversión de 119 millones de dólares. La producción de Pentastar en Mack I terminaría en el tercer trimestre de 2019. Mack II ha estado inactiva desde el cese de producción del V6 3.7  en septiembre de 2012.

FCA también confirma la inversión en la planta de Warren para prepararse para la producción de los nuevos Jeep Wagoneer y Grand Wagoneer, junto con sus contrapartes electrificadas incrementando la inversión a 1.500 millones de dólares. La producción se espera que sea lanzada a principios de 2021. Además de los nuevos modelos Jeep, la planta seguirá produciendo la Ram 1500 Classic. La producción de la nueva Ram Heavy Duty continuará en su ubicación actual en Saltillo, México.

Las inversiones incluyen

– U$S 350 millones en la Planta de Ensamble Belvidere (Illinois) para producir Jeep Cherokee, la cual se movió de Toledo, Ohio, en 2017.
– U$S 700 millones en el Complejo de Ensamble Toledo (Ohio) para renovar la Planta Norte para producir la siguiente generación de Jeep Wrangler.
– U$S 1.480 millones en la Planta de Ensamble Sterling Heights (Michigan) para ensamblar la siguiente generación de Ram 1500, añadiendo más de 700 empleos. La producción del nuevo camión inició en marzo de 2018. La producción de Ram 1500 Classic continúa en Warren Truck (Michigan)
– U$S 273 millones en la Planta Sur del Complejo de Ensamble Toledo para preparar a la planta para producir el totalmente nuevo Jeep Gladiator. La nueva pickup está programada para ser lanzada en el primer semestre de 2019

 

 

Fuente: FCA

Dejar un comentario