El Citroën DYANE cumplió el medio siglo

mayo 12, 2017
605 Visitas

Hace sólo unas semanas, el conmemorativo Dyane ofició de anfitrión en la ciudad de Buenos Aires para unir en una producción a dos pilares de la Marca: Citroën Heritage (herencia) y Citroën Racing. En ese sentido, y con motivo de la conmemoración de este modelo,  las tres duplas del Citroën Total Racing WRC que viajaron al Rally de Argentina (Kris Meeke / Paul Nagle, Craig Breen / Scott Martin, Stéphane Lefebvre / Gabin Moreau) recorrieron los rincones más emblemáticos de la ciudad de Buenos Aires en una suerte de viaje en el tiempo desde 1967 hasta hoy. Cada época fue bien marcada, desde la música hasta el outfit de los actores-pilotos que inmortalizaron el momento con sus gadgets de época.

Cuando en el año 1964 los responsables de CITROËN se sentaron a la mesa de una de sus habituales reuniones de directorio, definieron que se necesitaba ofrecer algún producto que se ubicara entre el popular CITROËN 2 CV y el revolucionario CITROËN DS. Debía tener una quinta puerta tipo hatchback a fin de otorgarle una nueva practicidad y posibilidades de carga, un motor más potente pero que no excediera los dos caballos fiscales franceses , y así pagar menos impuestos que sus rivales, y la simpleza y versatilidad del CITROËN 2 CV. Todo eso en una presentación más chic, más elaborada, sin olvidar su ADN de automóvil utilitario.

Por otra parte, para poder ofrecerlo al público a un precio competitivo, se definió que debía asentarse en elementos ya probados en el CITROËN 2 CV y en la rural CITROËN AMI. Las dimensiones externas debían ser similares también al primero, para así poder aprovechar las líneas de montaje ya existentes, lo que redundaba en menor necesidad de inversión industrial y la posibilidad de diversificar su producción en diferentes plantas de Europa y Asia.

Bajo la tutela del entonces director de CITROËN, Pierre Bercot, los diferentes departamentos de la fábrica se pusieron manos a la obra. De la cuestión estética, en un comienzo, se ocuparon los diseñadores de Panhard, fabricante de autos francesa por aquel entonce,  recién adquirida por la marca del “double chevron”. Allí se propusieron algunos de sus puntos nodales, como las formas trapezoides o en V que caracterizan a sus diferentes paneles, los faros y su marco cuadrado integrados en los guardabarros, el capot formando su característica nariz negativa o las puertas de forma cóncava. El portón recto que incluía la luneta y pivotaba sobre la parte posterior, abría un mundo nuevo a las posibilidades de carga. Y la lona enrollable sobre el techo, un mundo nuevo para contemplar y disfrutar.

Desde su lanzamiento, que se realizó en el Salón de París de 1967, tuvo diferentes evoluciones técnicas y algunas leves intervenciones estéticas. A lo largo de sus 16 años de vigencia comercial se fabricó en las plantas de Rennes en Francia, Vigo en España, Mangualde en Portugal, Koper en la entonces Yugoslavia, luego Eslovenia, y en la planta de SAIPA, en Irán. En total se produjeron 1.443.493 unidades.

El mercado argentino también hizo su aporte en la exitosa trayectoria comercial del modelo. Con la apertura de las importaciones en los años´80, CITROËN decidió comercializar este modelo, traído de Europa, junto a sus contemporáneos CITROËN VISA, CITROËN GS, CITROËN GSA o CITROËN CX.

IMG_5159

El CITROËN DYANE hoy día es un modelo buscado y valorado entre los coleccionistas.  De hecho, uno de sus ejemplares se luce en el país, en la sala de ventas del concesionario CITROËN LOURDES, en la ciudad de Salta.

Dejar un comentario